Contacto:

Michael Hayes
Oficina de Prensa de la OTDA
(518) 474-9516 ó (518) 573-2350 (teléfono celular)

John Caher
Oficina de Prensa de la DCJS
(518) 457-8415 ó (518) 225-5240 (teléfono celular)

Para su publicación inmediata:
8/26/2008

La comisión especial sobre la trata de personas publica su primer informe anual
Muchos logros, mucho por hacer
(English)

ALBANY. La comisión especial del estado de Nueva York, publicó el día de hoy una serie de recomendaciones dirigidas a fortalecer, aun más, la existente estrategia más amplia a nivel nacional, orientada a tratar el azote de la trata de personas. 

Las recomendaciones se incluyen en el primer informe anual de la Comisión Especial de Interagencias sobre la Trata de Personas. Por medio de un esfuerzo conjunto y organizado, la comisión en la cual participan 10 organismos estatales, se compromete a observar el cumplimiento de la ley del estado de Nueva York en contra de la trata de personas. La ley se promulgó el 6 de junio de 2007 y entró en vigor el 1ero. de noviembre de 2007, colocando al estado de Nueva York a la vanguardia en la lucha contra la trata de personas.

Los co-directores que encabezan la comisión especial, el Sr. David A. Hansell, Comisionado de la Oficina de Asistencia Temporal y Asistencia para Incapacitados, y la Sra. Denise E. O`Donnell, Comisionada de la División de Servicios de Justicia Penal, afirmaron que durante los últimos meses se han creado los cimientos para procesar a autores de la trata de personas y ayudar a las víctimas. 

“En muchos aspectos, la ley de Nueva York es la más abarcadora de su clase a nivel nacional,” afirmó el señor comisionado Hansell y la señora comisionada O'Donnell, en un memorándum adjunto al informe y dirigido al gobernador David A. Paterson y a la legislatura. “Suministra a las fuerzas del orden público mecanismos poderosos encaminados a  combatir esta forma moderna de esclavitud, y fundamentalmente crea servicios y asistencia para las víctimas.”

La comisión especial hizo hincapié que la legislación no sólo representa una nueva ley, sino que también es una nueva forma de enfocar un problema que, por mucho  tiempo, reflejó una actitud “ojos que no ven, corazón que no siente.” En el transcurso del último año, se han dado pasos importantes en educación y capacitación.

Por ejemplo, los cuerpos de policía y fiscales deben considerar la posibilidad de que lo que aparenta ser un caso de prostitución común, o de trabajadores indocumentados, podría ser algo mucho más insidioso y siniestro. Del mismo modo, a las víctimas se les debe garantizar que si declaran, recibirán ayuda en lugar de un procesamiento judicial o deportación.

Tradicionalmente, la trata de personas es un delito muy difícil de detectar, en gran medida porque a las víctimas se les esconde del ojo público y porque los medios utilizados por los explotadores para controlar a las víctimas muchas veces son sutiles.

Según el informe, desde que la ley entró en vigor el 1ero. de noviembre de 2007: 

  • Treinta y seis personas fueron confirmadas por la División de Servicios de Justicia Penal, en colaboración con la Oficina de Asistencia Temporal y Asistencia para Incapacitados, como víctimas de trata de personas y como tal se les brindó servicios y asistencia.
  • La mayoría de las víctimas confirmadas son mujeres (27 de 36) entre las edades de 16 y 52 años y originarias de diversos lugares. Seis son ciudadanos estadounidenses.
  • Treinta son personas nacidas en el extranjero. De las víctimas nacidas en el extranjero, once son de Asia y diecinueve de América Latina. 
  • Diecinueve de las víctimas eran explotadas para ejercer la prostitución. Diecisiete de las víctimas eran explotadas para trabajar. La explotación de las víctimas tenía lugar en restaurantes, salones de masajes, hoteles y en una granja.
  • Veintiocho de las víctimas (cinco casos) fueron explotadas en la región norte del estado; las ocho restantes (seis casos) fueron explotadas en la región sur del estado.

La primera acusación formal, conforme la nueva ley, fue pronunciada en Queens el 18 de junio, en el caso de un hombre de 22 años sospechoso de valerse de la intimidación y las amenazas de muerte para forzar a una adolescente a mantener relaciones sexuales con alrededor de una docena de clientes por día. Otros cuantos casos se encuentran en la etapa de investigación.

La histórica legislación promulgada el año pasado clasificó una nueva Clase B de  delito mayor la cual incluye todo aquel que se dedique a la trata de personas con fines de explotación sexual; y Clase D, todo aquel que se dedique a la trata de personas con fines de explotación laboral. También eliminó ambigüedades de tipo jurídico a fin de que los fiscales puedan formular cargos en contra de los promotores de la llamada “prostitución turística.” Creó una amplia gama de servicios para víctimas, y formó la Comisión de Interagencias destinada a combatir el delito de trata de personas. 

La comisión fue creada con el propósito de coordinar servicios, capacitar a las fuerzas del orden público y ayudar a posibles víctimas. Además de la División de Servicios de Justicia Penal y la Oficina  de Asistencia Temporal y Asistencia para Incapacitados, la comisión de interagencias comprende el Departamento de Salud, la Oficina de Salud Mental, el Departamento de Trabajo, la Oficina de Servicios para el Niño y la Familia, la Oficina de Servicios de Alcoholismo y Abuso de Sustancias, el Comité sobre Víctimas de Crimen, la Oficina de Prevención de Violencia Doméstica y la Policía Estatal. 

En su primer informe anual, la comisión informó sobre: la creación de un programa de servicios para víctimas; capacitación a lo largo y ancho del estado de organismos del orden público; cooperación entre los diversos organismos gubernamentales, fuerzas del orden público y entidades no gubernamentales; y actividades de concientización a nivel estatal. Sin embargo, afirmó que si bien “se han obtenido muchos logros...queda mucho por hacer.” 

El informe incluye las siguientes recomendaciones en base a las experiencias adquiridas durante el primer año: 

  • Ampliar la capacitación y la coordinación de los organismos estatales del orden público, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), proveedores de servicios y otros organismos, aparte de fuerzas del orden público, que pudiesen encontrar a víctimas de la trata de personas.
  • Ampliar los esfuerzos de alcance y concientización del público.
  • Establecer un directorio a nivel estatal de proveedores de servicios que cuenten con la capacidad de ayudar a las víctimas. 
  • Mejorar la prestación de servicios a víctimas estadounidenses, extranjeros que reúnan las condiciones y niños que no pueden recibir ayuda de la amplia gama de servicios financiados del programa de ayuda a víctimas de trata de personas.
  • Ampliar las opciones de vivienda segura para las víctimas. 
  • Promover legislación a nivel federal que facilite a las víctimas extranjeras de trata de personas la obtención de un estado legal migratorio y de asistencia federal.
  • Mejorar los mecanismos estratégicos de los cuerpos del orden público dirigidos a los individuos que explotan a las prostitutas y emplean trabajo forzoso en el estado de Nueva York.
  • Estudiar la posibilidad de crear tribunales especializados en derivación a servicios de rehabilitación como alternativa a la prostitución.

Puede ver el informe completo en el sitio web de la OTDA (www.otda.ny.gov) y en el sitio web de DCJS (www.criminaljustice.ny.gov).